MÁS DE 100 MUJERES DE LA AGRICULTURA FAMILIAR IDENTIFICAN NECESIDADES DE FORMACIÓN PARA REFORZAR SU PAPEL DE LIDERAZGO EN LA AGRICULTURA FAMILIAR

158

El Foro Rural Mundial, en colaboración con la FAO, recoge las necesidades y prioridades de capacitación identificadas por mujeres rurales de los 5 continentes, en el marco del Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura Familiar.

El Foro Rural Mundial (FRM) ha llevado a cabo un proceso participativo con más de 100 mujeres representantes de organizaciones de la agricultura familiar, organizaciones de mujeres y Comités Nacionales de Agricultura Familiar (CNAF) de los cinco continentes para identificar sus necesidades y prioridades para el desarrollo de programas de empoderamiento y fortalecimiento de capacidades de las mujeres agricultoras familiares. Este proceso se enmarca en el Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura Familiar (DNUAF) 2019-2028, en cuyo plan de acción se establece el Pilar 3 como pilar transversal para promover la equidad de género en la agricultura familiar y el liderazgo de la mujer rural.

En este sentido, el FRM y la FAO colaboran en alianza para impulsar actividades que promuevan el Pilar 3. Las actividades más destacables en estos últimos años han sido, la construcción participativa de una hoja de ruta con propuestas de políticas para las mujeres en el marco del DNUAF (2020), y el intercambio de experiencias exitosas de políticas públicas y liderazgo de las mujeres rurales (2021).

El proceso participativo llevado a cabo en este año 2022 ha evidenciado el enorme interés que tienen las mujeres lideresas de las organizaciones de la agricultura familiar en continuar fortaleciendo sus capacidades a través de programas de capacitación que promuevan el liderazgo y el empoderamiento de las mujeres. Los temas prioritarios identificados por las mujeres para continuar desarrollando y fortaleciendo sus habilidades están relacionados principalmente con políticas públicas para la agricultura familiar, incidencia y liderazgo.

Las experiencias de formación desarrolladas por las organizaciones de la agricultura familiar demuestran que el fortalecimiento de las capacidades y el rol de liderazgo de las mujeres rurales tiene un impacto directo en las organizaciones y en su posibilidad de abogar por un cambio en todo el ciclo de las políticas públicas nacionales hacia la equidad de género en la agricultura familiar.

En este sentido, se concluyó que los programas de empoderamiento y capacitación de las mujeres agricultoras familiares son una estrategia prioritaria y deberían considerar:

  • La enorme contribución y el rol que ejercen las mujeres como agentes de cambio;
  • Comprender las necesidades específicas en función de sus contextos, teniendo en cuenta las barreras y desafíos que enfrentan;
  • Reconocer el enorme impacto que genera el desarrollo y fortalecimiento de capacidades en las mujeres para el cambio de políticas públicas a favor de las mujeres rurales;
  • Reconocer la enorme experiencia acumulada por las organizaciones de mujeres y de agricultura familiar, valorizar y fortalecer estas capacidades;
  • Revisar y analizar los programas de capacitación existentes para hacer una adaptación de acuerdo a las necesidades y prioridades identificadas por las mujeres y así responder a sus demandas;
  • Convertir a las mujeres en protagonistas de sus propios procesos de desarrollo y trabajar en colaboración con ellas en el diseño de programas de capacitación;
  • Promover espacios de diálogo y reflexión que involucren a mujeres de diferentes regiones, países y organizaciones que les permitan compartir sus experiencias, reconocer buenas prácticas y replicar programas exitosos;
  • Contar con la participación y colaboración de mujeres y hombres en todos los procesos para lograr cambios transformadores e impacto sostenible en la vida de las mujeres.

Las necesidades de formación de las mujeres, los temas prioritarios y las recomendaciones identificadas con miras a desarrollar programas específicos de capacitación para mujeres agricultoras familiares en el marco del DNUAF 2019 – 2028, se recogen en un nuevo informe elaborado por el FRM, en estrecha colaboración con la FAO. Para más información sobre el proceso y el resultado de la consulta global, puedes descargarte el informe aquí.

Es fundamental seguir trabajando y reforzando el Pilar 3 del Plan de Acción Global del DNUAF, definiendo estrategias para su implementación, teniendo en cuenta la amplia experiencia que acumulan las mujeres rurales en la lucha por sus derechos. Se hace necesario escalar estos logros y continuar fortaleciendo las capacidades de las mujeres en las organizaciones de la agricultura familiar, promoviendo el empoderamiento, liderazgo y participación de las mujeres en los espacios de toma de decisión.