Inicio Planes nacionales

Planes nacionales

META: 100 Planes de Acción Nacionales para 2024 elaborados por Gobiernos en diálogo con las organizaciones de agricultores y agricultoras familiares y/o con los Comités Nacionales de Agricultura Familiar (CNAF).

Tal y como contempla la Resolución de las Naciones Unidas, el Decenio de la Agricultura Familiar (DNUAF) ha de impulsar mejoras y transformaciones de los marcos políticos. Las transformaciones necesarias han de darse en el nivel global y regional, pero especialmente en el nivel nacional. El Plan de Acción Global del DNUAF establece la ambiciosa meta de 100 Planes de Acción Nacionales para 2024.

Mapa de Planes de Acción Nacionales aprobados o en elaboración

APROBADOS

  • Costa Rica
  • Gambia
  • Indonesia
  • Nepal
  • Panamá
  • Perú
  • República Dominicana

EN ELABORACIÓN

  • Chad
  • Filipinas
  • Nicaragua
  • Sierra Leona

¿Qué son los Planes Nacionales del Decenio?

Los Planes de Acción Nacionales son planes coordinados que contemplan medidas tangibles y compromisos específicos en materia de agricultura familiar, especialmente a través de políticas públicas, programas y regulaciones, y que suponen una hoja de ruta para los países y regiones en su esfuerzo por apoyar el desarrollo sostenible de la agricultura familiar. Están destinados por tanto a avanzar en la implementación del DNUAF a nivel país, convirtiendo las necesidades y prioridades identificadas por los diferentes actores en acciones, políticas y procesos de cambio en beneficio de los agricultores y agricultoras familiares y de sus medios de vida.

Los planes de acción son, en definitiva, compromisos de los gobiernos en favor de la agricultura familiar de sus países, y deben ser aprobados por ellos.

¿Por qué son tan importantes los Planes Nacionales del Decenio?

Los Planes de Acción Nacionales constituyen, por tanto, mecanismos concretos para hacer avanzar la producción sostenible de alimentos, la creación de desarrollo rural, la lucha contra la pobreza rural, la salvaguarda de la biodiversidad, el mantenimiento de la cultura y, en definitiva el futuro de la alimentación sostenible de la humanidad desde una perspectiva holística.

Los planes ofrecen, sin duda, una gran oportunidad para la discusión entre los representantes de los agricultores y agricultoras familiares y los gobiernos, para definir las prioridades, hacer escuchar las propuestas de las organizaciones de agricultores y agricultoras familiares, de los CNAF y de otras plataformas de diálogo político y acordar, junto a los gobiernos y demás actores, cuales son las políticas, programas y regulaciones que se pondrán en marcha para conseguir un ambiente favorable y apoyar el desarrollo de la agricultura familiar.

Son asimismo elementos clave para la mejora de los procesos de diálogo inclusivos para la construcción de políticas, entre diferentes Ministerios pero especialmente entre diferentes actores, especialmente gobiernos, parlamentos, organizaciones internacionales, organizaciones de la agricultura familiar, CNAF, academia, centros de investigación, organizaciones de desarrollo.

Establecen vínculos precisos con la Agenda 2030 y forman parte de los informes del avance del DNUAF y de otros futuros mecanismos de monitoreo.