Inicio Agricultura familiar

Agricultura familiar

¿Qué es la AF?

“La Agricultura Familiar (que incluye todas las actividades agrícolas basadas en la familia) es una forma de organización agrícola, producción forestal, pesquera, pastoral y acuícola, gestionada y operada por una familia y predominantemente dependiente de la mano de obra familiar, tanto de mujeres como de hombres. La familia y la granja están vinculadas, co-evolucionan y combinan las funciones económicas, ambientales, sociales y culturales”

(Definición conceptual del Comité Directivo Internacional del AIAF 2014. FAO, 2013).

Los agricultores y agricultoras familiares desempeñan además, un papel socioeconómico, medioambiental y cultural de gran relevancia, y por tanto apuestan por el desarrollo sostenible, las personas y el planeta.

La agricultura familiar…

Crea empleo, dentro y fuera de las propias explotaciones

Hace crecer las economías rurales

Evita la despoblación y vertebra el territorio

Conserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas

Utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático.

Asegura la sucesión de conocimientos y tradiciones de generación en generación

Agricultura familiar en cifras

La agricultura familiar produce más del 80% de los alimentos del planeta

oficinas

Las explotaciones familiares gestionan un 70-80% de las tierras agrícolas en todo el mundo

empleados

Más del 90% de las explotaciones agrícolas son gestionadas por una persona o una familia

ingresos

Las MUJERES proporcionan casi el 50% de la mano de obra en la agricultura, pero son titulares únicamente del 15% de las tierras agrícolas

Agricultura familiar en la Agenda 2030

La agricultura familiar desempeña un papel clave en la agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecen una vinculación directa con el papel de la Agricultura Familiar para su consecución (La agricultura familiar en la Agenda de Desarrollo Sostenible. FRM, 2017).

Por tanto, con las medidas adecuadas que apoyen a la agricultura familiar en el acceso a tierra, agua, infraestructuras, mercados, servicios financieros, dedicando especial atención a jóvenes y mujeres, la agricultura familiar puede desarrollar su enorme potencial, contribuyendo al cumplimiento de la mayoría de los ODS.

ODS 2: Poner fin al hambre

Se trata sobre los alimentos, en cómo se cultivan, producen, consumen, intercambian, transportan, almacenan y comercializan, estableciendo una conexión fundamental entre las personas y el planeta, y la vía hacia la alimentación sostenible de la humanidad.

ODS 1: Poner fin a la pobreza

La agricultura familiar cuenta con un papel central, ya que para conseguirlo es preciso focalizar los esfuerzos en el medio rural; especialmente favoreciendo a los actores más importantes del cambio, los y las agricultoras familiares (incluyendo pescadores artesanales y pastores), mejorando la capacidad local de producir y acceder a los alimentos, además de establecer sistemas de protección social.

ODS 5 : Logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres

El fortalecimiento del status de la mujer en la agricultura familiar y de sus derechos, garantizando el acceso igualitario a recursos productivos, servicios de crédito, aseguramiento, capacitación y extensión rural son imprescindibles para su consecución.

ODS 6 y ODS 7: Disponibilidad y gestión sostenible del agua y saneamiento y el acceso a energía asequible, segura y sostenible

La agricultura es el mayor usuario de agua (70% de las extracciones) y precisa una importante cantidad de energía para su pleno desarrollo. Durante el AIAF 2014 se constató la eficiencia de la agricultura familiar en la producción sostenible de alimentos, y eso se tiene que reflejar necesariamente en las políticas que apoyen este tipo de producciones.

ODS 12: Asegurar formas de producción y consumo sostenibles
ODS 15: Promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica

La agricultura familiar tiene un rol protagonista en la reducción de los altos niveles de pérdidas post-cosecha y en el desperdicio de alimentos si cuenta con inversiones adecuadas en la mejora de las infraestructuras rurales, incluidas las comunicaciones, el transporte, el almacenamiento de energía, la eficiencia y el reciclaje de residuos a lo largo de la cadena de valor, entre otros.

ODS 11: Lograr que ciudades y asentamientos humanos sean inclusivos, resilientes y sostenibles

El desarrollo territorial armonioso pasa indisolublemente por mejorar las interrelaciones constantes entre medios rurales y urbanos, que se dan a través de los sistemas alimentarios y otros muchos aspectos sociales y económicos.

ODS 13 : Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

Para su consecución, es preciso ofrecer tecnologías sostenibles y apropiadas que permitan una mayor capacidad de adaptación, mitigación y resiliencia de las agriculturas familiares.

ODS 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

El sector de la pesca a pequeña escala, que se engloba en la definición de agricultura familiar, representa en torno a la mitad de las capturas mundiales de pescado.

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider